Oración para Limpiar el Hogar

Mientras oras por tu hogar, recomiendo que tomes aceite y unjas cada puerta y ventana en la casa. Mientras vas de cuarto en cuarto, declara la primera oración. Cuando termines, ora por toda la casa en un área central o fuera (o ambos) utilizando la segunda oración. También deberás remover todos los objetos maldecidos que reconozcas fuera de tu propiedad si realmente deseas vivir en un hogar santificado.

Oración – Cuarto por Cuarto

Señor, Tú dijiste en Tu Palabra que el que habita en el lugar secreto del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente (Salmos 91:1). Yo declaro que este cuarto se convierte espiritualmente en Tu lugar secreto y que ahora habita bajo Tu sombra. Yo me arrepiento de cada pecado cometido en esta casa, incluyendo, pero no limitado a, la fornicación, idolatría, adulterio, homosexualidad, robo, codicia, embriaguez, libertinaje y extorsión (1 Corintios 6:9-10). Yo declaro que esta propiedad está siendo sometida bajo la jurisdicción del Reino de Dios y que, desde ahora en adelante, recibirá la bendición del mismo. No me sobrevendrá ningún mal ni plaga se acercará a este hogar (Salmos 91:10). Declaro la sangre de Jesús sobre este hogar y sobre cada persona que actualmente reside en él, pues hemos vencido al maligno por medio de la sangre del Cordero y de la palabra de nuestro testimonio (Apocalipsis 12:11). Ahora le hablo a todo espíritu que ha decidido habitar en este hogar y tomo autoridad sobre ti, de acuerdo a mi autoridad en Cristo Jesús. Te echo fuera y te ordeno que te vayas a donde el Señor Jesús te envíe.

Declara esto Sobre la Casa Entera

A cada espíritu maligno que ha tomado influencia sobre este hogar, te sirvo una notificación de desalojo y te divorcio de esta propiedad ahora en el nombre poderoso de Jesús. Si hay algún objeto oculto que da acceso en cualquier parte de esta casa o propiedad, yo declaro que es expuesto inmediatamente, que es absuelto de su poder demoniaco y que todos los derechos son cancelados en el nombre de Jesús. Yo declaro sobre mi hogar y decreto que es una habitación de justicia y una morada de la presencia de Dios (Éxodo 15:2). Cierro los puntos de acceso satánicos pasados y decreto que cada portal y ventana de acceso al dominio demoniaco ahora está siendo cerrado y sellado en el nombre de Jesús. Yo declaro que el Señor ahora será una pared de fuego alrededor de este hogar (Zacarías 2:5). Gracias Señor porque este hogar está siendo rodeado ahora por ángeles, arriba y abajo, y en contra de cada punto de acceso dimensional en el nombre de Jesús. Señor, te doy gracias por liberar a mi hogar y propiedad de la maldición. Porque escrito está, que Jesús se convirtió en maldición por nosotros (Gálatas 3:13), y te doy gracias por llenar este hogar con Tu gloriosa presencia. Amén.

About the author

Leave a Reply