Rompiendo el Acoso Espiritual

Muchas personas están luchando por causa de estar siendo perseguidas y atacadas por demonios, humanos fuera del cuerpo vivos y muertos, y otras entidades que son difíciles de clasificar. En muchos casos, equipos enteros de agentes humanos están operando en contra de la vida de una persona. Esto es verdad, especialmente cuando una persona sale de una situación donde elige a Jesús en lugar del mandato maligno u oficio que se le designó por los poderes de la oscuridad y/o dentro de su línea sanguínea. El acoso espiritual puede ser ejecutado por ancestros, vivos y muertos, y por otros miembros de sectas, además de demonios y otras entidades (tales como hijos espíritu, clones, espíritus híbridos, espíritus sintéticos y entidades compuestas). Esta oración brindará lenguaje para ejecutar un caso en la corte celestial con la finalidad de desactivar dicha actividad.

Padre en el cielo, vengo delante de Ti en el nombre poderoso de Jesucristo y declaro que Tu Palabra dice que me acerque confiadamente ante el trono de la gracia para hallar misericordia y gracia para el oportuno socorro en el tiempo de necesidad. Señor, he sido perseguido por mis enemigos que reclaman mi vida y estoy buscando un dictamen a mi favor, que me empodere para caminar en mis mandatos en Cristo Jesús.

Hago una petición para que la corte del cielo sea establecida y pido que Cristo Jesús provea a los ángeles del Señor las coordenadas de los enemigos que me están persiguiendo para destruirme, para causar que dé mi espalda a la verdad, que buscan controlarme, distraerme o desviarme. Oro que los ángeles del Señor utilicen la red del Señor y cualquier otra tecnología necesaria para capturar a aquellos que me persiguen, pues los declaro imputados y los cito en las cortes del cielo ahora en el nombre de Cristo Jesús (Espera percibir a aquellos que son traídos a la corte antes de proceder).

Pido que todos los documentos ocultos, pactos, contratos, acuerdos, certificados, juramentos y votos que han sido firmados por mí o por cualquier parte de mí, incluyendo lo que a partir de ahora identificaré como “el grupo”: clones, hologramas, sirénidos, gemelos, copias, duplicados, réplicas, derivados, no-citados, parientes, cónyuges o ancestros que están asignando derechos legales a aquellos que me persiguen, sean producidos ante la corte ahora.

Pido que sean pesados en las balanzas de la justicia. Invalido cada documento legalmente vinculante creado de modo fraudulento o establecido en contra mía por medio de acuerdos obtenidos de mí, de cualquier parte de mí o del “grupo”, bajo coacción. Además invalido cada documento legalmente vinculante que me involucre a mí o a cualquier parte de mí o al “grupo” ejecutado por espíritus de mentira que no cumplieron su parte del trato. Me arrepiento y renuncio por la creación de todo otro documento que aún permanezca y haya sido establecido por mi persona, mis partes y/o por “el grupo”. Ahora pido que la sangre de Jesús estampe cada documento que ha sido presentado ante la corte, que ha estado empoderando a aquellos que me buscan y persiguen. Pido que dichos documentos sean clavados en la cruz de Cristo Jesús y sean quemados por el fuego consumidor.

Pido que todos los siguientes elementos que han sido utilizados como puntos de acceso a mi vida, en lo natural y espiritual, sean presentados ante la corte y que posteriormente sean quemados con el fuego de Dios: cabellos, uñas, muestras de sangre, saliva, otras fuentes de ADN, objetos maldecidos, materia fecal, orina, árboles sagrados malignos, altares usados para rituales, anillos de pacto, reliquias familiares, dispositivos de rastreo, tridentes, formularios de consentimiento y tecnologías. Yo acepto declarar específicamente cualquier otra cosa que requieras de mí, Espíritu Santo, cosas que me podrían mantener atado a los que me persiguen. Pon en la frente de mi mente cualquier acuerdo específico o pecados que necesite entregar ahora (habla y, con tus propias palabras, entrega cualquier tema específico que el Espíritu Santo te haga recordar, aún si no lo entiendes en su totalidad. Confiesa, arrepiéntete y renuncia a todo lo que el Espíritu Santo te muestre. Si Dios revela que partes o alteres están haciendo cosas malas, declara que son parte de tu humanidad, perdónalos, arrepiéntete por sus pecados, declara su remisión de pecados, renuncia a sus actos, declara que son despedidos de sus trabajos y pide que ángeles del Señor escolten a estas partes ante Cristo Jesús para su redención y ministración).

Para aquellos que han sido llamados a la corte, yo declaro que mi temporada de persecución por tus manos ahora se ha terminado. Escrito está, que así como el hombre siembra, también cosechará. Escrito está, que quien destruya este templo, será destruido por el Señor.

Manteniendo el protocolo, yo separo agentes humanos y parcialmente humanos de agentes no-humanos dentro de la corte. A los agentes humanos y parcialmente humanos, yo ofrezco el evangelio de Cristo Jesús. Cristo Jesús es el Hijo de Dios y Creador. Él es el primogénito de entre muchos hermanos. Él nació de una virgen, murió por nuestros pecados y resucitó en el tercer día. Él ha ascendido a lo alto, donde está sentado a la mano derecha del Padre y vive por siempre para interceder por los santos. Él es el pago por nuestros pecados y, si Lo eliges, serás justificado libremente, por gracia, a través de la redención que se encuentra en Él. Su sufrimiento será expiación por tus pecados. Si no lo eliges, recibirás en tus propios miembros el juicio por tus pecados e indecencia. Escoge ahora. Yo oro Señor Dios, que mientras toman su decisión, una corriente de agua viva fluya por toda esta corte para separar la humanidad de aquellos que existen como entidades compuestas.

Yo oro que tu espada corte los dispositivos, demonios, cegadores, inteligencia artificial, programas, tecnologías holográficas, interfaces cuánticas y otras profanaciones que podrían limitar una decisión que Jesús pida que tomen aquellos presentes en la corte, de este modo, revelando la verdadera convicción de su humanidad, sin revelar los instrumentos de su esclavitud.

Señor, yo apelo a ti, para que juzgues y juzgues justamente, y que puedas tener ángeles que puedan escoltar a aquellos que no han elegido a Jesús y a todos los agentes no-humanos al lugar determinado para ellos, de manera que ya no puedan tomar ni recibir asignaciones en contra mía para destruir mi vida y desviarme de mis mandatos celestiales. Además, establezco una automatización en mi libertad, de manera que cada reinicio sea superado por este juicio.

En esto, yo declaro completa libertad y autonomía de mi cuerpo (sistema respiratorio, sistema digestivo, sistema cardiovascular, sistema renal, sistema endocrino, sistema musculoesquelético, sistema exorcizo, sistema glinfático, sistema linfático, sistema inmunológico y sistema sexual), alma, espíritu, corazón, decisiones, adoración, destinos, oficios, negocios y relaciones. Yo te alabo ahora por la libertad, vida nueva y empoderamiento que viene de parte tuya, Espíritu Santo. Te agradezco por liberarme y oro que barricadas sean puestas, que prevengan todos los intentos de represalia. Al hacer esto, yo activo la Palabra a favor de mi vida y de las vidas de mis seres queridos. Yo declaro, Señor Dios, que eres mi escudo, broquel, escolta, torre fuerte y fortaleza. Pongo mi confianza y fe en ti, Señor Jesús. Sello esta oración a un dominio de intemporalidad y lo anclo a todo dominio, edad, línea del tiempo, dimensión, planeta, cosmos y universo, en el pasado, presente y futuro hasta el infinito y desde el comienzo a través de la eternidad. Amén.

About the author

Leave a Reply